05 noviembre 2010

Dan Ariely

Segun Dan Ariely, profesor de psicología del consumo en el MIT. Las personas tendemos a sobrevalorar nuestras propiedades de una forma irracinal.

Ariely estudió el apego de unos estudiantes, que habian conseguido entradas para los partidos de los titulos nacionales de baloncesto y compararlo con el de los que no las habian conseguido.

Observo que quienes tenian una entrada, pedian un promedio de 2.400 dólares por ella, mientras que los que no la tenian (a pesar de haber pasasdo por el arduo proceso de intentar conseguirla), solamnete estaban dispuestos a pagar 170 dolares.

De hecho no hubo nadie dispuesto a vender su entrada a un precio que alguien estuviera dispuesto a aceptar.

Tras el estallido de la burbuja, quiza hubiera sido razonable una bajada mas rapida de los precios de la vivienda.

Pero los propietarios siguen teniendo una apreciación del valor de los inmuebles, superior a la del mercado.

Por esto, tambien, tendemos a aferrarnos a nuestros valores bulsatiles en cartera, aun cuando estos estan en caida libre.

Otra tendencia igualmente paradojica, es nuestra capacidad de apegarnos a las cosas que aun no son nuestras.

Hoy recibo una llamada de mi operador de telefonia movil. Me comunica que me va a enviar de manera completamente gratuita un adaptador de ADSL, para conectarme a internet desde cualquier lugar y que ademas me regala este servicio durante 30 dias.

El operador sabe que en esos 30 días, desarrollaré un sentido de apego hacia el objeto y seguramente, acabaré contratando el servicio.

Periodos de prueba y garantias de devolucion, son los medios que tiene el marqueting, para acabar convirtiendonos en coleccionistas de objetos inutiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada